Español

Mirador – Observatorio – Exposiciones y otros acontecimientos culturales

Tres en uno
Rundetaarn (la Torre Redonda) fue construida por el rey Christian IV entre 1637 y 1642.
La Torre constituía la primera parte del Complejo Trinitatis, que reunía las tres instituciones principales para los eruditos del siglo XVII: Observatorio astronómico, iglesia para estudiantes y biblioteca universitaria.

Copenhague, vista desde arriba
Desde la cúspide de Rundetaarn, que se alza 34,8 metros sobre el nivel del suelo, hay una vista fantástica del viejo barrio latino de Copenhague. El trayecto hasta la plataforma del mirador recorre la excepcional rampa de caracol, de 209 metros de longitud, que da 7 ½ giros en torno al núcleo hueco de la torre.

La primera biblioteca universitaria.
De camino a la cúspide se puede acceder a la bella Sala de la Biblioteca de 900 m², que alberga exposiciones temporales y otros acontecimientos culturales durante todo el año. Antiguamente la sala contenía toda la colección de libros universitarios, pero al faltar espacio, la biblioteca cerró en 1861.
Desde entonces, la sala se utilizó como taller y depósito, y fue abierta al público en 1987.

Buhardilla con constelaciones estelares
Sobre la Sala de la Biblioteca se encuentra la buhardilla Ringerloftet, donde pueden admirarse de cerca las enormes vigas de pino pomerano usadas para la reconstrucción del edificio tras el incendio de Copenhague, que tuvo lugar en 1728. El techo alberga además una pequeña exposición de objetos relacionados con la historia de la torre, y una bóveda celeste de constelaciones iluminadas.

El más antiguo observatorio de Europa en funcionamiento
En el Observatorio, también situado en la cima de la torre, se encuentra un excelente telescopio astronómico, donde cualquiera puede contemplar las estrellas en el semestre de invierno y durante un período limitado en verano. Inicialmente, el Observatorio fue construido para la universidad, que se ocupaba de realizar mediciones y descubrir nuevos cometas hasta 1861, fecha en que fue trasladado a un lugar más nuevo y moderno.

La bendición del Señor
En la parte superior de la fachada de Rundetaarn hay un jeroglífico dorado, diseñado personalmente por Chr. IV. El jeroglífico puede interpretarse del siguiente modo: Que Dios infunda la debida sabiduría y justicia en el corazón del Rey coronado, Christian IV, 1642.

La Piedad fortalece los Reinos
La plataforma de observación de Rundetaarn está rodeada por una artificiosa reja de forja de 1643. En la obra de la reja pueden contemplarse el monograma de Christian IV y los caracteres RFP, que simbolizan el lema del rey: Regna Firmat Pietas -La Piedad fortalece los Reinos.